Pioneros gráficos

Pioneros gráficos: Joan Pedragosa

Pioneros gráficos: Joan Pedragosa -Palacio Quintanar

PALACIO QUINTANAR, centro de innovación y desarrollo para el diseño y la cultura, de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, presenta, con la colaboración del diseñador Emilio Gil, «Pioneros gráficos». Una retrospectiva por capítulos sobre los pioneros del diseño gráfico en España en el periodo comprendido entre el final de la guerra civil y la muerte del General Franco. En el capítulo de hoy: Joan Pedragosa.

Pioneros gráficos: Joan Pedragosa

Joan Pedragosa (1930-2005) estudió en Badalona dibujo lineal y estética industrial con el tecnólogo Pere Casajoana al que siempre consideró su maestro. Más tarde trabajó como dibujante en varias agencias de publicidad en Barcelona, especialmente con el asesor publicitario Oleguer Jacas. Entre 1960 y 1962 Pedragosa trabajó en el Conseil de Publicité Ralph M. Chavannes en Lausanne como responsable del departamento de Proyectos y Creación Gráfica. En 1961 empieza a colaborar con el tipógrafo Alfred Thuillard recibiendo de él una gran influencia que le condujo a la creación del alfabeto “Galaxy”. Su estancia en Suiza supuso para Pedragosa una acelerada evolución basada en un formalismo geométrico puro, interesándose también por el constructivismo ruso de Kasimir Malevich y Vladimir Tatlin y la vanguardia de la Europa Occidental encontrando una especial atracción en el futurismo italiano, por su expresión estética agresiva, que evocaba la sensación de velocidad y aceleración. Además de la gráfica de los carteles suizos recibió influencias de la geometría monumental de Max Bill. En 1962 crea módulos paraboloides para Riam International en el 43e Comptoir Suisse en Lausanne.

Participó en la fundación de la Asociación de Grafistas FAD. En 1962 decide instalarse definitivamente en Barcelona abriendo su estudio en la calle Tuset. A mediados de 1963 inició una nueva etapa, que supuso una singladura emocionante, colaborando con Joaquín Gallardo, muy reconocido en el ámbito de la decoración y el interiorismo. En aquella época el crítico de arte Joan Perucho destacó la influencia de la decoración de Gallardo en su periodo “groc” y su lenguaje de diseño pop. En contraposición al estilo «Comprender la armonía y el alma de la forma me ha supuesto un considerable espacio de tiempo» de Gallardo estaba el concepto ferozmente funcionalista de Pedragosa. A primera vista, esa química parecía abocada al fracaso debido a lo opuesto de sus planteamientos. Sus ideas se ponían en práctica en la realización de pabellones en la Feria de Muestras de Barcelona para los cuales se confeccionaban maquetas a escala con planteamientos tan radicales como el empleo del color blanco absoluto en la totalidad del volumen expositivo. Pedragosa recordaba que, en más de una ocasión, pintaban en blanco “a pistola” todo el mobiliario, lo que producía una fuerte impresión de dinamismo y modernidad. El tándem Gallardo-Pedragosa prolongó estos planteamientos estéticos durante casi tres años.

En 1965 fue nombrado profesor de plástica publicitaria en el Conservatorio Municipal de Artes Suntuarias de la Escuela Massana de Barcelona para comenzar, en 1967, la enseñanza de métodos de realización y conocimiento del volumen en packaging, en la Escuela Elisava.

 

Extracto del libro «Pioneros. Diseño Gráfico Español 1939-1975».

 


En portada, collage Sala Gaspar realizado por Joan Pedragosa en 1965.