Diseño Pioneros gráficos

Pioneros gráficos: Ricard Giralt Miracle

Pioneros gráficos: Ricard Giralt Miracle - palacioquintanar

PALACIO QUINTANAR, centro de innovación y desarrollo para el diseño y la cultura, de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, presenta, con la colaboración del diseñador Emilio Gil, «Pioneros gráficos». Una retrospectiva por capítulos sobre los pioneros del diseño gráfico en España en el periodo comprendido entre el final de la guerra civil y la muerte del General Franco. En el capítulo de hoy: Ricard Giralt Miracle.

Pioneros gráficos: Ricard Giralt Miracle

Ricard Giralt Miracle nació en Barcelona en 1911 donde recibió formación de dibujo y rotulación de la mano primero de su padre, Francesc Giralt, un destacado grabador litógrafo y, más tarde, del pedagogo Artur Martorell. Se inició en las artes gráficas en el estudio de Seix i Barral donde, al lado de Joan Seix y Franz Schuwer, trabajó durante veintiún años. En el Ateneu Enciclopèdic Popular de Barcelona tuvo como maestro a Josep Lluis Sert quien le relacionó con el grupo de arquitectos racionalistas Gatcpac y con la Bauhaus.

En 1947 funda Filograf, su propio taller de artes gráficas que, en el texto de uno de sus impresos definía como: “Filograf- Ricard Giralt Miracle, es el Instituto de Arte Gráfico especializado en el diseño creativo de imagen de empresa, de acciones y diplomas, de sobrecubiertas, de catálogos, de folletos, participaciones, documentos comerciales y ediciones de bibliófilo, equipado para la impresión tanto en tipografía como en offset, en sus propios talleres hace trabajos ajustados y de buen gusto que le acreditan desde hace más de un cuarto de siglo”. Así se leía en una hoja encartada en el folleto de anuncio de las inminentes vacaciones de verano de Filograf, el taller donde Ricard Giralt Miracle desarrolló toda su extraordinaria carrera profesional. Se trataba de un folleto de 1975 con imágenes creadas ex profeso por Joan Miró para ilustrar un poema de J. V. Foix. Contenedor y contenido materializaban formalmente un aspecto relevante y diferenciador del trabajo de Giralt Miracle con respecto a otros grafistas de la época: una concepción exquisita en los planteamientos gráficos completada mediante la realización de primera mano, gracias al control sobre los trabajos de impresión que realizaba en Filograf. Los diseños de Giralt Miracle –heredero del espíritu “noucentista”– eran estampados por él mismo, lo que le permitía continuar el proceso de creación incluso durante la fase de producción, algo que confiere a sus trabajos una singularidad especial. Traducido al lenguaje actual Filograf era para Giralt Miracle su ordenador personal, que le permitía preparar imágenes y trabajar con “capas” hasta ver el resultado impreso en su propio taller.

Fundó en 1953 la Editorial PEN centrada en la producción de libros relacionados con el arte. Diseñador de diferentes familias tipográficas obtuvo en 1962 un Delta de Oro del ADIFAD para su alfabeto Gaudí.

Fue creador de diferentes series gráficas como sus “plaquetes” –felicitaciones de Navidad y participaciones de anuncio del comienzo de las vacaciones estivales– o sus caleidoscopios, a medio camino entre las maculaturas de imprenta y la experimentación tipográfica.

Obtuvo importantes reconocimientos y premios como la Medalla de Oro del FAD, menciones de A.TYP.I o el “Graphic Design Excellence Award” de ICOGRADA. En 1990 le fue concedido el Premio Nacional de Diseño.

Extracto del libro «Pioneros. Diseño Gráfico Español 1939-1975».

 

 


En portada, diseños realizados por Ricard Giralt Miracle para la marca automovilística La Hispano Suiza en 1935.