¡Haz clic para escuchar el texto resaltado!
REFLEXIONES SOBRE EL DISEÑO

Reflexiones sobre el diseño. La columna de Teresa Jular en Experimenta. Hoy: «¡Nosotras!»

Reflexiones sobre el diseño. La columna de Teresa Jular en Experimenta - Palacio Quintanar

PALACIO QUINTANAR, centro de innovación y desarrollo para el diseño y la cultura, de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, presenta, con la especial colaboración de Experimenta Magazine«Reflexiones sobre el diseño». Un espacio original de Experimenta Magazine dedicado a las reflexiones e inquietudes de los profesionales del diseño Emilio GilJoan Costa, David Barro, Luis Montero, Eugenio Vega y Teresa Jular.

La columna de Teresa Jular en Experimenta. Hoy: «¡Nosotras!»

Duermo poco y mal. Por las noches, aprieto la mandíbula demasiado fuerte, me estoy destrozando la dentadura. Soy la víctima en aquelarres nocturnos donde se reúnen mis miedos y me agobian.

El brujo «Te lo dije», que a veces toma la forma de Bill Gates y sus repetidas advertencias (vienen de más de un lustro atrás) sobre los peligros de los patógenos y nuestra vulnerabilidad para luchar contra ellos (1) y en otras ocasiones se parece a Rem Koolhaas, que hace veinte años ya dejó escritos enormes reproches para arquitectos y diseñadores en su obra «Espacio basura», llena de frases lapidarias, como «construimos más que todas las civilizaciones juntas, pero no seremos recordados» y «la mitad de la humanidad contamina para producir y la otra mitad contamina para consumir» (2). 

El fantasma «Así no», que tan pronto ulula afirmaciones que escuecen, «allí donde hay diseño, hay residuos» (3), como recita tuits críticos e incluso hirientes, esos que tengo la costumbre de leer a diario, antídoto contra mi optimismo natural que no quiero llegue a ser inconsciencia tontorra (4).

Suelen juntarse con «Vanitas vanitatis», que pretende convencerme de que, si me esfuerzo mucho, mucho, mucho, podría llegar a cambiar el mundo antes de jubilarme. Y si viene este, viene también su hermano «Aquí no hay quien viva», demonio generador de desánimo que suele personarse en días de malas noticias ciertas, o sea, todos.

Este súcubo es el peor. Lleva tiempo gritándome titulares que evidencian el acoso y derribo que está sufriendo la cultura contemporánea en nuestro país. Para más contradicción, afecta a espacios públicos que, gracias a nuestros impuestos y la buena labor de sus directores y equipos, creíamos consolidados, como el MUSAC (León) y Medialab Prado (Madrid), por citar dos de mis lugares más frecuentados. Pero también CAF (Almería), CDAN (Huesca), Patio Herreriano (Valladolid) e IVAM (Valencia) (5). Y suma y sigue hasta llegar a la Región de Murcia, donde ya hemos puesto las barbas a remojar.

A la mañana siguiente, disimulo todo lo que puedo. Hago como que no me acuerdo de la nochecita que he pasado. Voy hacia la luz con mis clientes emprendedores y científicos y con mis colegas del diseño y la creatividad. Pienso, actúo y viceversa, con muchas personas con las que comparto inquietudes y propósitos. Y también estoy yendo al dentista, que nadie se vaya a preocupar por mí. 🙂

Ahora en serio. Como a la noche le sigue el día, yo sobrevivo en este momento de muerte, incertidumbre y enconamiento gracias a un estimulante trabajo colectivo orientado a proponer soluciones en base a las oportunidades emergentes (6).

Y estoy esperanzada sobre el número de personas que responderemos lo mismo a la pregunta que Zigmunt Bauman nos hace en la película «En el mismo barco «.

«No tengo una teoría completa de cómo debería organizarse un mundo mejor. 

Desafortunadamente, he vivido muchos años y he pasado por muchas frustraciones.
Cuando miro atrás, veo algo parecido a un cementerio de esperanzas. Las esperanzas vinieron unas tras otras y no funcionaron como se esperaban. Por lo tanto, es una pregunta arriesgada.

La pregunta, hoy en día, no es tanto cómo hacerlo. La pregunta es ¿quién lo va a hacer?» (7)

Para entendernos mejor

[Enlaces visitados: 4/03/2021]

(1) En 2015 Bill Gates dio una charla TED donde advertía de los peligros de las pandemias y daba algunas soluciones para resolverlas de las que hemos hecho caso omiso: enlace.
(2) En «Espacio basura», Rem Koolhaas. Editorial Gustavo Gili, Barcelona 2007, arrambla con todo: la arquitectura, el diseño, el arte, la ecología, la religión, la belleza, incluso con nuestra manera de hablar el inglés: enlace.
(3) Aunque no es el asunto principal del libro, Zigmunt Bauman escribe esa frase en «Vidas desperdiciadas. La modernidad y sus parias»: enlace.
(4) Soy seguidora de prolíficos tuiteros en lengua española, como @MateoDesigner, un gran pesimista o quizá un falso gran pesimista. También de Xavi Calvo, @xavicalvo, crítico pero propositivo. Y no me pierdo a @Ricardo_AMASTE, lúcido, poético y con las cualidades de un gran cuidador de personas.
(5) La precariedad del Sistema del Arte en España y las injerencias políticas que sufre se están poniendo de manifiesto día a día. Así lo contó la periodista Bea Espejo en un Babelia de enero: enlace.
(6) Me refiero a La Multilateral del Diseño (LML); una reunión de entidades españolas que, a partir de la Proposición No de Ley «Estrategia Nacional de Diseño» (aprobada en 2018 por unanimidad) y en base a los planteamientos políticos actuales, nacionales y europeos, trabaja en varias propuestas para contribuir a la transformación económica, social y ecológica que nuestro país necesita: enlace.
(7) El retrato de Zigmunt Bauman es un regalo del dibujante murciano Juan Álvarez: enlace.
Las palabras del sociólogo se escuchan en la película documental «In the same boat», de Rudy Gnutti, y en el tráiler oficial, disponible en: enlace.

Ir al contenido Haz clic para escuchar el texto resaltado!